¿Cuándo es la cirugía de columna la mejor opción?

 

lumbar

Mayor número de hombres han optado por realizarse una fusión espinal, pero deben de estar seguros de que ésta es la solución apropiada antes de considerarla.

La decisión, sobre considerar una cirugía de columna debe de venir después de haber tratado opciones no quirúrgicas o tratamiento “conservativo”.  Sin embargo, cuando el dolor persiste y claramente está relacionado a problemas mecánicos en la columna, puede hablar sobre la cirugía con su médico.

Hay una variedad de procedimientos para los problemas relacionados con la columna, sin embargo el que encontramos con mayor frecuencia es la fusión espinal. En este procedimiento, el cirujano une dos vértebras adyacentes para formar una sola unidad.

Fusionar una articulación inestable supone limitar el movimiento que nos esta ocasionando dolor, pero es una operación mayor que frecuentemente fracasa como solución duradera. Como resultado, la fusión se ha convertido en una operación costosa, de riesgo e innecesaria de columna. A pesar de esto, el número de fusiones se han aumentado alarmantemente con el paso de los años.

Pero los hombres de edad con problemas de columna deberán de estar informados sobre la fusión y sus falsas promesas, comenta el Dr. Steven Atlas, un profesor de la escuela de medicina en Harvard. “Basándose en evidencia, las indicaciones para fusión son pocas y no tan frecuentemente necesarias, pero eso no detiene a los cirujanos para realizarla y a los pacientes a aceptar realizárselas.
Procedimiento de fusión espinal

En la fusión espinal, el cirujano une dos vértebras adyacentes para formar una sola unidad. Una indicación común para fusión es la espondilolistesis, un mal alineamiento de una vértebra con la vertebra adyacente. La fusión puede involucrar material de osteosíntesis para estabilizar la columna.

Fusión: las áreas en gris
Los hombres terminan realizándose una fusión espinal por cierta variedad de razones. En algunos casos, la columna puede mostrar signos de cambio que potencialmente pueda explicar el dolor- algunos como colapso de un disco intervertebral. Pero algunas veces es difícil localizar el dolor a una causa en específico. Para esos casos de dolor “no específico” de espalda baja, los investigadores sugieren que el beneficio de la fusión es total o nulo. “Puede decir que la mitad de los paciente que se realizan una fusión van a presentar un cambio significativo en la disminución de dolor, sería como tirar un moneda al aire” comenta el Dr. Atlas.

Cuando se presenta alivio ante el dolor muchas veces es limitado. El dolor, medido en una escala del 1 al 10, puede disminuir de un 8 a un 4. “Su dolor usualmente suele disminuirse en un 50 por ciento” dice el Dr. Atlas, “pero solo hay pocas personas en las cuales realmente no presentan dolor después de la cirugía de fusión espinal.” El alivio ante el dolor suele durar unos pocos años antes de que la condición se presente de nuevo.

Otra preocupación sobre la fusión es que al unir las vértebras se transfiere el movimiento de las zonas fusionadas a las articulaciones adyacentes. Esto puede acelerar el desgaste en estas otras zonas.
A pesar de estas advertencias, muchos hombres que sufren de dolor de espalda baja no especifico terminan optando por la fusión. Muchas veces, ya han tratado con fisioterapia y otras medidas no quirúrgicas, pero el dolor incapacitante continua.

La alternativa a la fusión es un programa de rehabilitación intenso y a largo plazo de columna para controlar el dolor y mantener la función. Funciona tan bien como la fusión, pero no involucra el riesgo y las complicaciones de la cirugía.

“Para las personas con dolor no especifico de espalda baja que se encuentran en sus 40s, 50s o sus 60s, las medidas conservativas son difíciles de vencer”. Comenta el Dr. Atlas. “Realmente no se pierde la cura o solución y si surge un nuevo procedimiento usted está libre para poder realizárselo”

Desafortunadamente, los programas de rehabilitación de alta calidad que involucran un equipo de especialistas puede ser costoso- y los seguros de vida no suelen cubrirlos en su totalidad. En contraste, la cirugía generalmente entra dentro del seguro si el medico indica que es necesaria.
Daño a los discos

El pronóstico de la cirugía cambia si se puede localizar el dolor a un disco intervertebral específico. Sin embargo, en estos casos el tratamiento adecuado no es la fusión, usualmente suele ser un procedimiento llamado discectomía.
Conforme los discos intervertebrales se ponen rígidos y comienzan a dañarse los lados protruyen hacia el exterior, comprimiendo a los nervios espinales cercanos. Se puede presentar una hernia de disco, permitiendo que el material que se encuentra dentro el cual es suave, tipo gelatinoso se derrame al exterior.

El principal síntoma de un problema de disco es la ciática- dolor que se irradia hacia abajo por el glúteo, muslo, por detrás de la pierna o la pantorrilla. Para un dolor de disco que recién comienza, el tratamiento conservativo es el primer paso. Si la ciática persiste o empeora a pesar del cuidado conservativo, puede considerar la discectomía para aliviar el dolor, removiendo la porción del disco que está presionando los nervios cercanos.

Sin embargo, los estudios sugieren que un año de tratamiento conservativo es casi igual de efectivo que la discectomía. Por eso, la decisión de realizarse un discectomía se basara en si busca un alivio del dolor inmediato.
Cirugía para la estenosis espinal

La estenosis espinal es un problema común que se presenta con la edad en la columna. Estenosis significa que el espacio alrededor del cordón espinal se ha reducido. Deformidad en disco o un crecimiento anormal del hueso o los ligamentos puede contribuir a que el espacio se vea reducido, presionando los nervios y causando dolor. En algunos casos, la fusión puede ser parte de la solución.

Aquí se enlistan los signos de la estenosis:
• Dolor mientras se encuentra parado el cual se reduce al sentarse
• Dolor que aumenta cuando se inclina hacia atrás pero se reduce al inclinarse hacia delante.
• Dolor en la ingle, glúteos, parte superior del muslo, sin irradiarse a la parte posterior de la pierna.
Si, las medidas conservativas, como analgésicos y fisioterapia no controlan el dolor y esto llega afectar su habilidad para realizar sus actividades diarias, puede llegar a considerar la cirugía.
Al procedimiento quirúrgico más común para la estenosis se le conoce como laminectomía, el cual consiste en remover los arcos óseos (lamina) por detrás de la vértebra. Esto nos deja más espacio para los nervios espinales. “Es un procedimiento más sencillo, he igual de efectivo, y más seguro que la fusión, con un disminución del dolor de 80% al 90%” comenta el Dr. Atlas.


¿No se ha deslizado? No fusión
La fusión debe ser considerada para la estenosis espinal solo si la vértebra se ha deslizado hacia delante con respecto a la vértebra adyacente, una condición llamada espondilolistesis. “Si no puede observar esto en los rayos x y usted tiene estenosis espinal, deberá realizarse una laminectomía,” comenta el Dr. Atlas. “Si su doctor le recomienda un fusión a pesar de que su diagnóstico no es una espondilolistesis, busque una segunda opinión.”

Debe de darle una consideración especial a las fusiones “complejas” las cuales involucran la fusión de más de dos vértebras con material. Esto aumenta el riesgo del procedimiento. El Dr. Atlas dice que en personas mayores que se realizan una fusión compleja en lugar de un laminectomía simple, el riesgo de muerte aumenta de alrededor 2 a 3 muertes por cada 1,000 procedimientos a 10 a 20 muertes por cada 1,000. Una cifra significativa.

¿Cuál es el cuidado conservativo para el dolor en columna?
Para un dolor reciente o uno recurrente de una lesión de columna, trate estas medidas antes de optar por la cirugía:
• Espere. Muchas veces, el dolor de espalda mejora por sí solo. Pero no espere en ver a un doctor si presenta síntomas de alarma acompañando al dolor en su espalda, como fiebre, incontinencia urinaria o fecal.
• Aplique calor y frio. En las etapas tempranas o agudas del dolor de espalda, el hielo puede entumecer el área de dolor y controlar o disminuir la inflamación de los tejidos dañados. Al pasar los días, el calor puede brindarle mayor confort, aumentar el flujo sanguíneo en las áreas afectadas, y reducir la rigidez
• Tome los analgésicos que necesite. Los analgésicos que no necesitan receta pueden ayudarle a disminuir la molestia al igual que la inflamación. El acetaminofén (Tylenol) es gentil con el estómago pero no ayuda a reducir la inflamación. La otra opción es antiinflamatorio con analgésico como el ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve) o aspirina.
• Mantenga la actividad física. Periodos cortos de reposo en cama o sentado puede serle de ayuda en la fase aguda, no por un tiempo prolongado. Siga moviéndose dentro de lo que le es posible. El movimiento le ayudara a mantener su funcionalidad.
• Estire y fortalezca de forma moderada. Conforme disminuya el dolor intenso, comience con estiramientos y ejercicios de fortalecimiento de forma gentil. Pregunte a su doctor o a su fisioterapeuta por una rutina detallada para guiarse.

 

lumbar2

Clínica Rebioger

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  +52 (81) 1492.6000
  Bosques del Valle No.112 Col. Bosques del Valle, San Pedro Garza García, Nuevo León CP.66250

 Aviso de Privacidad

Nosotros

En nuestra clínica, buscamos la restauración neuromusculoesquelética para ayudar a las personas a alcanzar su completo potencial físico y psicológico teniendo como propósito el restablecimiento total de la salud.

Siguenos en nuestras redes sociales:

Contacto